Vivencias

El camino andado

y las líneas de varias carreteras… me han traído hasta aquí… a su regazo… a Ella… que sin previo aviso renovó mis zapatos (como los suyos, para tener ambos en esta edad adulta los pies sobre la tierra). “Ya no sé andar sólo por los caminos”, decía Pessoa. De su mano estuvo devuelta la fe de los primeros días de camino… y el entusiasmo de los primeros años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s